Ebanistería hijos de Juan Vilas

  • vilasproyectos_logo

Categorías de Sitio: Construcción e inmobiliarias y Carpintería /ebanisteríaEtiquetas de Sitio: CARPINTERÍA y EBANISTERÍA

Perfil
Perfil
Fotos
Mapa
Valoraciones
Listado relacionado
  • EBANISMOXXI

    EBANISMO EN EL ÚLTIMO NIVEL
    Imagine que un día, los arquitectos e interioristas se ponen de acuerdo para determinar una escala que mida la complejidad, fidelidad y calidad en el acabado de sus proyectos de interior. La escala tendría 21 niveles. Imagine que un día los profesionales de la ebanistería y mobiliario personalizado se deciden a editar una elegante revista sobre las obras más avanzadas y bellas del mercado. Nosotros le pondríamos este nombre: Ebanismo21.

    Nosotros, en nuestra empresa, hemos acuñado la palabra ‘ebanismo’ para presentarnos y para explicar cómo somos. Somos los ebanistas del siglo XXI, los E21. Estamos en el último nivel por un único motivo: nuestros clientes y prescriptores nos han exigido tanto como se exigen a ellos mismos. De su calidad –y ellos son los mejores- depende la nuestra.
    Bienvenidos a E21, el último nivel.

    La empresa de los efectos especiales
    La ebanistería sufrió como la industria del cine: durante décadas no dispuso de tecnología ni técnicas para satisfacer a sus creativos más adelantados, más imaginativos. Hoy, los efectos especiales permiten materializar en una pantalla los sueños más descabellados de la literatura. Del mismo modo, las nuevas herramientas y los últimos materiales del mercado nos permiten hacer realidad ideas que los diseñadores manejaron en su mente pero que hasta hoy no se atrevieron a desarrollar por los problemas en la fase de producción.

    Esta es una de las profesiones más antiguas del mundo –la del mobiliario y el trabajo con la madera- pero ha avanzado más en las últimas décadas que en los miles de años anteriores. Impulsada por las últimas tecnologías y los nuevos materiales, la ebanistería del siglo XXI ya no consiste en seguir unas normas, unas convenciones seculares que establecían límites a la creación. El ebanista del siglo XXI dicta las normas para resolver los retos que plantean los creativos de hoy: el arquitecto y el interiorista.

    La empresa de la eficiencia

    Para alcanzar nuestro nivel de confianza tenemos que rodearnos de todas las herramientas precisas, empezando por nuestro personal. Para trabajar en los puntos estratégicos de la fase final de Producción, nuestros trabajadores pasan años formándose dentro y fuera de la empresa hasta interiorizar todas las cualidades de lo que hemos convenido en llamar ‘ebanismo’. La eficiencia está en las personas pero también en las máquinas, en la tecnología que permite nuevos acabados y soluciones muy prácticas.

    Desde la primera línea de corte, una seccionadora o una fresadora por control numérico, todos los equipos de trabajo de nuestra compañía son de última generación, lo que nos obliga a una alta cualificación de cada uno de los operarios. Pero esta eficiencia sólo se completa llegando al eslabón final, por eso nuestros equipos de desplazan a edificios de los cinco continentes para realizar la instalación completa de sus proyectos sin perder un ápice de la calidad requerida por los creativos.

    El forjador sin límites
    Si hay un arquitecto que encarne precisamente las aspiraciones y la ambición creativa de nuestra empresa, ese es Antoni Gaudí. El catalán, rey de reyes del modernismo, encabezó la vanguardia constructiva de su tiempo, no sólo en el proyecto sino en sus formas de ejecución. Gaudí fue pensador, fue ideas, pero fue también artesano, manufacturero, obrero realista de sus pensamientos. El creador de la Sagrada Familia no construía sus fantasías teóricas en el aire, pues conocía la elaboración prístina de los edificios desde sus primeros años como aprendiz de forjador, la profesión de su padre. Despertó a las técnicas de construcción de su letargo y las llevó al límite.

    En Vilas, con obras en una docena de países, nos gusta soñar que habríamos entendido su mensaje y habríamos estado sirviéndole en el eslabón final de la ejecución de sus obras.

    Madrid, Lisboa, Valencia, Oporto, Marbella, Santiago de Chile, Barcelona, San José de Costa Rica, Bilbao, Managua, Sevilla, Caracas, Santander, Milán, Málaga, San Salvador, Vitoria, Tegucigalpa, Palma, Santo Domingo, Oviedo, Montevideo, A Coruña, Maracaibo, Gambia, Vigo…

    Empresas
    Adaptarse es dar forma a las formas de una gran marca

    La marca Vilas está asociada a firmas de prestigio internacional, para las que trabaja desde hace décadas desarrollando proyectos a la medida. Nuestro trabajo es dar forma a los materiales para que se adapten a las formas de nuestros grandes clientes.

    El aspecto de los espacios comerciales es hoy la primera acción publicitaria, la que más se puede controlar, de una compañía que pretenda estar a la moda y conectar con su público. Vilas trabaja para algunas de las marcas españolas de moda más internacionalizadas y las acompaña en su expansión mundial.

    Adolfo Domínguez, Grupo Pórtico, Banco Espíritu Santo, Carolina Herrera, Dayaday, V&L Victorio y Lucchino, Bimba y Lola, Fun & Basics, Javier Simorra, My God, Natexis Banques Populaires, LongChamp, Purificación García, Shiseido…

    Particulares

    Al margen de cómo evolucione el sector inmobiliario, existe un perfil de cliente que permanece inalterable: el que convierte su casa en una obra personal, de estilo propio, exclusivo y alejado de lo estándar. Es uno de los segmentos en los que más está creciendo la actividad de nuestra empresa, que participa desde la colocación de la primera piedra en la creación de los elementos de interiorismo de grandes casas personalizadas para el público más exigente.

    GALERÍA E21

    Adolfo Domínguez

    Sucede que en el fondo, el prestigio está en las formas

    La marca Vilas está asociada a firmas de prestigio internacional, para las que trabaja desde hace décadas desarrollando proyectos a la medida. El aspecto de los espacios comerciales es hoy la primera acción publicitaria de una compañía que pretenda estar a la moda y conectar con su público. En la fotografía, una imagen de una de las tiendas de moda de Adolfo Domínguez en España.

     Vivienda unifamiliar

    El mobiliario puntero del salón inferior combina con el clasicismo, casi romántico, de la escalera de acceso a la planta superior, que recuerda a las pasarelas de los elegantes cruceros de principios del siglo XX. La barandilla superior –en madera, lona y metal- serpentea la sala como una ola.

    ConceptWorks

    Reflejar la personalidad y resolver lo cotidiano

    Reflejar la personalidad y resolver lo cotidiano del cliente: esa es la manera de encarar un proyecto. En la fotografía, imagen de una vanguardista agencia de publicidad en la que el cliente exigía, por encima de todo, limpieza y transparencia para propiciar el trabajo de sus creativos. La pared de la izquierda, de la que no sobresalen asas, manillas o pestillos, escamotea una serie de puertas, cajones y estantes que no están a la vista para crear un ambiente diáfano en el estudio creativo.

     

    La idea del matemático alemán, una banda infinita, convertida en una inmensa lengua de aparente chocolate blanco que recorre todo el establecimiento como una única pieza. Todo el mobiliario de las paredes y el techo se puede recorrer con la vista sin encontrar ninguna fisura, como el sinuoso circuito de un tren eléctrico.

     

    Se trataba de llevar a los clientes de La trastienda del cuatro a uno de esos locales inclasificables en los que hace más de un siglo se vendía de todo, se podía comer o se podía pasar la tarde sesteando. Es un local de aspecto colonial que podían toparse hace 150 años en Cuba o Filipinas, con los almacenes cargados de suministros de ultramar. El proceso de envejecimiento de todos los materiales ha sido ciertamente complejo, con el empleo de diversos tipos de pátinas, barnices, lijados parciales, etc. El propio suelo de madera fue machacado a martillazos para hacerle sufrir el paso del tiempo.

     

    Nuestros clientes de Socco querían algo realmente distinto, hartos de la imagen convencional de las peluquerías sobrecargadas, que hacen ruido hasta con la vista. Siguiendo los pasos del interiorista, entramos en un proceso de depuración eliminando todo lo prescindible y escamoteando todos los elementos que se pueden ocultar en cajones y puertas sin manillas ni asas. Hasta lo esencial. Si no es por lo imprescindible para lavar el cabello, podríamos decir que estamos en una sofisticada oficina de diseño para coquetos que no pueden vivir sin espejos.

    Dayaday

  • No Records Found

    Sorry, no records were found. Please adjust your search criteria and try again.

    Google Map sin cargar

    No se pudo cargar la API de Google Maps.